Cómo manejar el potasio y la reducción de calcio para el tratamiento de la fatiga suprarrenal

  1. Salud
  2. Enfermedades
  3. Fatiga suprarrenal
  4. Cómo manejar el potasio y la reducción de calcio para el tratamiento de la fatiga suprarrenal

Libro Relacionado

Fatiga suprarrenal para tontos

Por Richard Snyder, Wendy Jo Peterson

Si usted tiene fatiga suprarrenal, es probable que tenga deficiencia de uno o más minerales esenciales para la salud. La inflamación crónica, la dieta y la disbiosis intestinal son razones comunes para la reducción de minerales en la fatiga suprarrenal.

Para superar una deficiencia de minerales, el primer paso es cambiar su dieta. Si los cambios en la dieta no son suficientes, entonces los suplementos son razonables. Sin embargo, usted no obtendrá el beneficio completo de la complementación con nutrientes a menos que cambie su dieta, debido a que los suplementos por sí solos no pueden tratar la fatiga suprarrenal. Los cambios en la dieta son cruciales para restaurar la salud de todo el cuerpo y la salud de las glándulas suprarrenales.

Aquí hay algo de información sobre las deficiencias de potasio y calcio:

Potasio

La mayoría de los adultos no consumen suficiente potasio en sus dietas. Muchos profesionales de la salud recomiendan que el adulto promedio consuma aproximadamente de 4,000 a 4,500 miligramos de potasio al día. Si usted tiene ciertas condiciones médicas, como enfermedad renal, la cantidad de potasio que consume probablemente necesitará ser menor. Hable con su médico acerca de la cantidad de potasio que debe consumir diariamente.

Las verduras de hoja verde son excelentes fuentes de potasio. Sin embargo, después de la prueba, su profesional de la salud puede decirle que necesita un suplemento de potasio recetado. Una buena forma recetada es el cloruro de potasio. Debido a que viene en forma de cápsula (a diferencia de las tabletas, que tienden a ser grandes), es fácil de tragar, y por lo general es bien tolerado.

Otra opción para el reemplazo de potasio es el yoduro de potasio. Muchas personas tienen deficiencia de yodo, que necesitan para una función adecuada de la tiroides, por lo que la combinación de potasio y yodo es útil. Hable con su proveedor de atención médica para ver si esta forma de reemplazo de potasio puede ser la adecuada para usted.

Los suplementos orales de potasio generalmente vienen en forma de pastillas o cápsulas. Una forma común de prescripción es el cloruro de potasio. El potasio se mide en la sangre en unidades de miliequivalentes por litro (mEq/L); las dosis comunes de prescripción son generalmente de 10 a 20 mEq tomados dos veces al día. Esta dosis puede necesitar ser modificada, dependiendo de sus necesidades de potasio.

El profesional médico que lo atiende ordenará un análisis de sangre para hacer un seguimiento de sus niveles de potasio y hacer ajustes en la cantidad de potasio que necesita tomar.

Calcio

En el contexto de la fatiga suprarrenal, es necesario obtener el calcio adecuado para ayudar a contrarrestar los efectos negativos de la producción sostenida de cortisol en la salud de los huesos. En general, la mayoría de los adultos requieren alrededor de 1,000 miligramos de calcio al día. Si usted tiene más de 50 años de edad, el requerimiento diario de calcio aumenta a 1,200 miligramos por día.

Elija su calcio sabiamente. Su mejor apuesta es aumentar la cantidad de verduras de hoja verde en su dieta, porque generalmente son buenas fuentes de calcio. Las semillas y los frutos secos también tienen un excelente contenido de calcio. Muchos de los mismos alimentos son también una excelente fuente de magnesio.

El yogur también puede ser una excelente fuente de calcio.

Un estudio de la revista Nutrition Research en 2013 revisó las muchas propiedades beneficiosas para la salud del yogur. Los autores concluyeron que las personas que consumían yogur diariamente tenían mejores niveles de calcio, potasio y oligoelementos en comparación con los que no lo hacían. También anotaron que la ingesta regular de yogur ayuda a mejorar la presión arterial, reducir los niveles de glucosa en sangre y los niveles de colesterol y triglicéridos.

Usted debe minimizar la obtención de calcio a partir de un suplemento de calcio derivado de productos lácteos, en espera de estudios adicionales en esta área. Algunos estudios han sugerido que tomar calcio en esta forma puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, así como el riesgo de desarrollar calcio en los vasos sanguíneos (también conocido como calcificación vascular).

Si su médico le aconseja que tome suplementos de calcio, sepa que varias compañías nutracéuticas han desarrollado formas vegetarianas de calcio; las fuentes vegetarianas pueden ser mejor absorbidas y manejadas por el cuerpo. Algunos incluso combinan calcio, magnesio y otros oligoelementos y vitaminas, incluyendo las vitaminas C, D y K2.

Muchos suplementos combinan calcio y magnesio. Una gran ventaja de esta combinación es que minimiza los efectos secundarios potenciales de ambos suplementos. Se sabe que el calcio causa estreñimiento y que el magnesio causa diarrea. Si usted toma calcio y magnesio juntos, los efectos gastrointestinales tienden a anularse mutuamente.

Si necesita complementar su consumo de calcio, busque una fórmula vegetariana de calcio. Muchas formulaciones contienen dosis de calcio que suman 800 miligramos.

Por ejemplo, en una formulación vegetariana común de calcio, cuatro cápsulas es el equivalente a 800 miligramos de calcio; usted debe tomar dos cápsulas dos veces al día. De nuevo, hable con su proveedor de atención médica. Dependiendo de su ingesta de calcio en la dieta, la cantidad de suplementos de calcio que usted necesita puede ser mayor o menor.

Add Comment