Cómo utilizar el lenguaje corporal para transmitir confianza

Rate this post

Getty Images

Recientemente entrené a una mujer que vino por ayuda porque su jefe dijo que no tenía presencia. “Eres brillante”, le dijo. “Pero no lo pareces.” Conocía el tema por dentro y por fuera, pero hablaba con voz apresurada y tenía un contacto visual fugaz que la hacía parecer distraída e insegura. Ella estaba en línea para un puesto más alto, pero no fue promovible hasta que desarrolló su presencia.

El obstáculo: Su cuerpo puede ser una fuerza tan poderosa para el compromiso, pero también puede distraer y socavar el mensaje que está tratando de transmitir. Las mujeres a menudo hablan con demasiada suavidad, levantan las cejas con cada palabra, amartillan la cabeza como si pidieran aprobación o sonrieran demasiado. También tendemos a movernos mucho, agitando las manos, retorciéndonos en las sillas o jugando con el pelo o las joyas, todo lo cual nos hace ver dispersos e inseguros de nosotros mismos.

La solución:

1. Hombros hacia atrás, pecho afuera

La estatura no es una cuestión de altura, sino de actitud. Piense en ser castigado y alto, y luego póngalo en práctica con la forma en que posiciona su cuerpo. La gente presta atención cuando te sientas derecho con una postura segura y dominante.

Cuando esté sentado, no se minimice apretando con las piernas cruzadas. En su lugar, asegúrese de que su trasero esté en el medio del asiento y contra el respaldo de la silla. Mantenga ambos pies en el suelo, los brazos en los reposabrazos y los hombros hacia atrás – esto hace que parezca poderoso y seguro. Cuando usted está de pie y hablando, sus pies deben estar separados a la anchura de los hombros con el peso distribuido equitativamente en cada pie. Ruede los hombros hacia abajo para perfeccionar su postura y mantener la cabeza alta.

2. Combatir el impulso de moverse nerviosamente
Cada vez que te tocas el pelo o juegas con los brazaletes de tu muñeca, distraes a la persona con la que estás hablando. (También es una buena razón para evitar las joyas que hacen ruido. Manténgalo simple y discreto.) Cuando haga gestos, evite los movimientos pequeños y ocupados de sus codos o muñecas. La directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, es un gran ejemplo de quietud y gestos fuertes. Cuando habla, mantiene los brazos sueltos y ligeramente alejados de su cuerpo para que cuando gesticula, lo haga con el brazo lleno. Los movimientos de sus brazos nunca parecen aleatorios o distractores; refuerzan sus ideas y hacen que sus palabras sean aún más poderosas.

3. Proyecta tu voz

Nacemos con voces fuertes, pero tendemos a suavizarlas al hablar y, con demasiada frecuencia, alzamos la voz al final de una frase, como si estuviéramos haciendo una pregunta. Recobra tu poder vocal respirando profundamente cuando hables y proyectando tu voz para que llegues a la persona en la parte trasera de la habitación. En nuestros cursos de desarrollo profesional, a menudo les decimos a las mujeres: “Suban la guardia”: Tu voz está en el nivel 7, pero quiero oír el nivel 25.”

4. Haga contacto visua
l

Sus ojos son una de las partes más importantes de su presencia. Al hablar, mire a la gente directamente a los ojos y mantenga su mirada. Usted debe mantener el contacto visual el tiempo suficiente para demostrar que está sinceramente interesado en la otra persona. El contacto visual varía según la situación, pero hay una constante: Hacerlo uno a uno. Incluso cuando esté hablando con un grupo, mire a una persona a la vez en lugar de mirar sin rumbo alrededor de la habitación. Será como si estuvieras teniendo una mini conversación con cada persona presente.

Judith Humphrey es una experta en liderazgo y presidenta de The Humphrey Group. Para más consejos de liderazgo, lea el libro de Judith Speaking as a Leader.

Add Comment